Clichés que deben desaparecer de las historias 2

He regresado de lleno a la escritura de historias, y por lo mismo he prestado más atención cuando veo series, películas o cuando leo libros, para analizar la trama y ver qué partes me gustan y cuáles no.

Con esto he notado otros clichés que son usados demasiado aún al día de hoy. Ya abordé algunos en la primera parte, pero estos son otros clichés que deberían dejar de utilizarse, a menos que, como dije en el artículo anterior, el objetivo sea satirizar o bromear sobre ellos.

1. Esperen… esperen… esperen… ¡fuego!

Esta frase, o palabras, se usaban mucho para aumentar la tensión antes de una pelea, especialmente en escenas con arqueros, catapultas o armas a distancia. Se puso de moda y de pronto pareciera que no puede haber una pelea sin que el líder repita esas palabras, mientras la cámara cambia a los enemigos corriendo hacia ellos. Lo que no entiendo es por qué no podría simplemente decir: “no disparen hasta que dé la orden” y listo.

2. Perdonar al villano porque “ya han muerto muchos”.

Los héroes y los villanos se distinguen por varias características que dependen de la historia. Una de ellas es que los héroes quieren atrapar al villano, mientras el villano quiere matar al héroe y a sus amigos. Lo que se vuelve un cliché demasiado utilizado, es que el villano o la villana ya ha asesinado a mucha gente y es un riesgo para todos en ese mundo ficticio y aún así lo perdonan, lo dejan vivir porque “ya ha habido demasiadas muertes” o alguna variación de la frase, pero luego el villano escapa, continúa con su plan y de paso mata a otros más. Es una manera barata de complicar la trama.

3. “Tú y yo no somos tan diferentes”.

Hablando de héroes y villanos, los monólogos del villano cuando cree que ganó han sido clásicos en comics, novelas, películas y series. La verdad es que esos discursos no me parecen malos, creo que revela mucho del villano y da más detalles de su plan. Lo único que ya está sobre utilizado es el clásico “tú y yo no somos tan diferentes”. La primera vez que lo escuché me sorprendió, porque el villano, el opuesto al personaje heroico, dice que tienen una parte igual. Sin embargo, se ha usado tantas veces que perdió el efecto y arruina el discurso.

4. Planes siniestros que no tienen sentido.

Siguiendo con las tramas de buenos contra malos. Los planes del villano pueden ir desde tratar de eliminar a los buenos, conquistar el mundo, hacer dinero a costa de los demás, y una gama de planes que los buenos quieren detener. A veces los malos tienen planes que no tienen sentido, por ejemplo: querer destruir el mundo cuando ellos mismos viven en él; o liberar demonios o monstruos que nunca obedecerían las órdenes de un mortal. La cereza del pastel de este clichés viene cuando el villano consigue su plan y muere a causa del mismo.

5. “Revivir” un personaje que todo el tiempo se dijo estaba muerto.

No tiene nada de malo en que personajes nuevos aparezcan en la historia para complicar la trama y aumentar la tensión. Lo que ya deben dejar de hacer, es que alguien que todo el tiempo se dijo estaba muerto (madre, padre, abuelo, científico, héroe retirado) de pronto aparezca como si nada. Personalmente detesto cuando esto pasa, porque mucha de la construcción del personaje relacionado al revivido se va a la basura. Muchas veces, la muerte de ese familiar o amigo provocó un cambio en la personalidad del personaje, y al quitarle esa parte sus motivaciones carecen de sentido. En este rubro también entraría cuando un personaje “muere”, pero fuera de escena, y milagrosamente regresa justo en el momento oportuno para salvar a sus amigos.

6. Un personaje discute con otro por una decisión en la que no hubo opción.

Al poner a los personajes en aprietos, es común que tengan que tomar una decisión difícil en la que ambos resultados sean malos y deben elegir el menos peor. Lo que me saca de quicio, es cuando un personaje toma una decisión difícil, sin tener otra opción, y los demás le reclaman o se enfadan con ella o con él por haberla hecho, cuando de no hacerlo hubiese sido mucho peor. Por ejemplo: si un personaje tiene que sacrificar a alguien, sin otra opción disponible, para salvar a los otros diez, es normal que los personajes se sientan tristes, pero nunca falta el que se enoja con el que los salvó a todos por dejar morir al otro personaje. A veces quisiera entrar a la historia y gritarles: ¿Qué quieres? ¿Qué todos estuvieran muertos? Anda ve y muérete si tanto te molesta la decisión difícil para salvarle la vida a todos los demás.

7. Se acaban las balas en el momento crítico.

Imaginen una escena de acción, lo que parecen cientos de balas son disparadas, la heroína y la villana evitándolas milagrosamente. Justo cuando la heroína acorrala a su enemiga, ¡sorpresa! El arma hace un “clic” porque se acabaron las balas. Esto pudo estremecer al público las primeras veces que lo presenciamos, pero después de tantos años se vuelve una herramienta de lo más predecible.

8. Tener armas de fuego y para detener a un fugitivo se acercan sin una razón.

Siempre hay un riesgo cuando los escritores dan armas de fuego a perseguidores, porque a menos que el perseguido sea a prueba de balas, es difícil que salga de una situación precaria. Esto lleva a la estupidez de los perseguidores de acercarse a los que persiguen, dando oportunidad de que se defiendan a golpes y les quiten las armas. Si yo fuera un personaje ficticio con un arma de fuego y necesitara eliminar a alguien, dispararía desde lejos para no dar oportunidad de que me hagan daño. O podrían atacar todos al mismo tiempo en vez de hacerlo de uno en uno. Por eso dicen que el sentido común es el menos común de todos.

Espero que esta lista no aumente como para requerir una tercera parte. Al igual que en el artículo anterior, seguramente muchos de estos les parecen que no han sido tan utilizados como lo hago ver, pero les aseguro que en más de tres ocasiones los han visto. Sigo queriendo, como lector y amante de películas y series, que los escritores encuentren nuevas maneras de atrapar a la audiencia sin usar herramientas demasiado predecibles.

No dudes en escribirme si tienes alguna duda o comentario adicional a: jessav@mail.com.

2 comentarios en “Clichés que deben desaparecer de las historias 2

  1. 7. Bueno es mejor que los que disparan 1000 balas en una arma que apenas carga 8 o 10

    Me gusta

  2. Todos estos clichés son ciertos. Lo más lamentable es que cada vez vemos más ejemplos en películas y series de televisión.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close